Nueva ley de Trasplante

Las modificaciones a la Ley de Donación Universal, entran en vigencia este martes 1 de octubre. El principal cambio es que todos los chilenos mayores de 18 años son donantes a menos que notarialmente se formule lo contrario.

Este martes 1 de octubre entran en vigencia las modificaciones a la Ley de Donante Universal. Una de las principales medidas de cambio es la condición de que todos los chilenos, mayores de 18 años, automáticamente se convierten en dadores de órganos, a menos que lo expresen ante notario.
En caso de no querer ser donante, el notario deberá remitir dicha información al Servicio de Registro Civil e Identificación para efectos del Registro Nacional de No Donantes, según lo establezca el reglamento respectivo.
“Las cifras nacionales de trasplante de órganos están muy por debajo que la de nuestros vecinos” reveló el Coordinador Nacional de Trasplantes del Ministerio de Salud, José Luis Rojas, quien espera que la ley consagre a Chile como pro donación de órganos.
En este sentido, el coordinador del Gobierno sobre trasplantes explicó que “tenemos una donación en la cantidad de donantes escuálida, que nos posiciona dentro de los países con los que nos comparamos, que puede ser Brasil, Argentina, Uruguay y en Latinoamérica somos el peor país desde el punto de vista de la donación de órganos. Tenemos trasplantes de país desarrollado con una realidad de donación de país del tercer mundo y creo que eso obedece a trabajar tanto en el ámbito legal para terminar en la parte operativa que ha sido el énfasis que hemos dado en el último tiempo”.
Una de las principales críticas a etas modificaciones, es el artículo donde se señala que los donantes de órganos tendrían prioridad en caso de necesitar trasplante, que los no donantes. El inciso agregado por el Senado, sería “éticamente inaceptable e impracticable”, explicó la presidenta de la Corporación del Trasplante, Ana María Arriagada.
En esa línea, la dirigente de la Corporación del Trasplante indicó que “ese criterio no ha sido planteado por nadie que trabaje en el tema de donación y trasplante en forma seria porque no se puede practicar. No es éticamente aceptable, porque acceder a un trasplante es un tema de política pública y por lo tanto tiene que estar establecido en un derecho a recuperar la salud, el derecho a vivir, es impracticable porque la lista de espera nunca hay competencia por un mismo lugar”.
“Falta clarificar e informar” sostuvo Matías Goyenechea de fundación Creando Salud: “Yo creo que falta una política de clarificar e informar hacia la ciudadanía de por qué es necesario hacer esto. Todos podemos tener una idea respecto de la razón de su importancia, pero se necesita una política activa por parte del ministerio que promueva y entregue herramientas a las personas para poder saber bien a lo que se está apuntando”.
Los profesionales coincidieron en la necesidad de implementar redes de educación capaces de fomentar la decisión de donar órganos. Recordemos que, según datos del Registro Civil –entidad que debe llevar el registro de quienes se inscriben para no donar- entre enero y agosto de este año, 892 mil personas, se han inscrito como no donantes, situación que puede cambiar a disposición de cada sujeto.
A la fecha 319 personas han sido trasplantadas este año en Chile (Corporación Trasplante) -506 fueron contabilizados durante 2012- La lista de espera en tanto, asciende a 1370 personas que esperan órganos, y más de 1.000 necesitan tejidos como córneas, huesos, piel y/o válvulas cardiacas.
Las otras modificaciones aplicadas a la Ley, dicen relación con que en caso de existir duda fundada respecto de la calidad de donante, se deberá consultar en forma previa sobre la extracción de uno o más órganos del fallecido, a sus familiares; por duda fundada, se entenderá el hecho de presentar ante el médico encargado documentos contradictorios o la existencia de declaraciones diferentes a la familia.
La ley 19.451 (promulgada en 2010) vela además por la gratuidad en la donación –penando la venta de órganos- y asegurando que los gastos del procedimiento “serán imputables al sistema de salud del receptor, de acuerdo a las normas legales, reglamentarias y contractuales que correspondan”. El secreto de identidad de donantes y receptores, y las donaciones en vida, son otros de los temas abordados por el texto que busca promover los trasplantes de órganos en Chile.